fiestasmadrid

Fiestas Patronales

Los patronos de Madrid son San Isidro y La Virgen de la Almudena.

San Isidro se celebra el 15 de Mayo. En Madrid, por San Isidro, día festivo, chulapos y chulapas se atavían con sus mejores galas y salen a las plazas más castizas a bailar el chotis, a dejarse ver y a degustar las famosas rosquillas del Santo, o a los toros a la plaza de las Ventas. En el Parque de San Isidro se celebran romerías y en la ladera de San Isidro, si hace sol, cientos de personas se reúnen por la tarde a merendar y a disfrutar del día festivo. Los que tienen más marcha pueden acudir a Las Vistillas, donde se celebran conciertos. Los barrios organizan sus verbenas con pequeñas orquestas que animan la zona y dan ese toque castizo que requiere la fecha. El traje típico de mujer lleva un mantón y un clavel sobre la cabeza sujetado por un pañuelo. El atuendo del hombre es con boina. El chotis es el baile típico madrileño.

  San Isidro es el patrón de los trabajadores del campo y uno de los santos más sencillos que existen. San Isidro, patrón madrileño, nació a finales del siglo XI en el seno de una familia pobre. Desde pequeño trabajó en el campo, aunque antes de comenzar su jornada, ya había visitado y rezado en unas cuantas iglesias. Vivió parte de su vida en Torrelaguna, casándose allí con Santa María de la Cabeza. Regresó a su ciudad, Madrid, donde trabajó sin parar como labrador hasta el fin de sus días. 

Virgen de la Almudena

El  9 de Noviembre, se celebra la festividad de nuestra Patrona:La Virgen de la Almudena.

Hay varias tradiciones sobre la historia de la Virgen de la Almudena. Una nos cuenta que tras la conquista de Madrid por el rey Alfonso VI, en noviembre de 1085, comenzó la búsqueda de la imagen de la Virgen que, casi cuatrocientos años antes, en el año 712, había escondido un herrero para evitar que los musulmanes la profanaran a su entrada en Madrid. Aunque nadie lo había olvidado, porque sabían de su existencia por los antepasados, se ignoraba el lugar exacto donde permanecía oculta. Después de nueve días de constantes plegarias, un cubo de la muralla se resquebrajó dejando al descubierto la imagen de la Virgen y dos cirios que la habían alumbrado durante los 373 años que había permanecido escondida. La imagen fue trasladada hasta la parroquia de Santa María, que fue demolida en 1868 para ampliar la calle Bailén. Desde entonces se llamó la Virgen de la Almudena, en recuerdo de la almudayna o ciudadela, en la que fue encontrada.

Una leyenda cuenta también que una mañana que el Cid había salido de Toledo en dirección a Madrid, en compañía de algunos caballeros, se encontró por el camino con un leproso que se había caído en una zanja y pedía ayuda. Cuando el Cid sacó al leproso de la zanja, observó cómo éste se convertía en una figura femenina, que resultó ser la Virgen de la Almudena. Ésta le comunicó que tomaría Madrid y que incluso ganaría batallas después de muerto.La Virgen, después de indicarle por dónde debía entrar en Madrid, despareció.El Cid, al regresar junto a los caballeros comprobó como éstos se desperezaban de un profundo sueño en el que misteriosamente habían caído ajenos a la aparición de la Virgen. De regreso a Toledo, esa misma noche, el Cid salió de nuevo hacia Madrid acompañado de sus caballeros. Se apostaron en el lugar indicado, frente a la muralla, y, de pronto, observaron con asombro cómo uno de los cubos se abría.El Cid y sus tropas entraron en la ciudad tomándola por sorpresa. En el cubo roto apareció milagrosamente la imagen de la Virgen de la Almudena.

Cuando en 1707 se derribó el llamado cubo de la Virgen, se acordó colocar una imagen de piedra en su lugar, de recuerdo. La imagen que ahora podemos ver en la Cuesta de la Vega es de 1941.

 

MIGUEL LÓPEZ DIEGO.

Degomiguel@yahoo.es

8

NUÑEZ PEREZ AGUEDA

Aguedanu@yahoo.es

 8

ORDOÑEZ CALLE JOHANA

Patriorca@yahoo.es

 8

QUERO GARCÍA ANGEL

Angelquega@yahoo.es

 8